Made to Cure for BioPharma

Aceleración de la salida al mercado y optimización de la inversión de capital

Aceleración de la producción y reducción de la variabilidad y del riesgo para el paciente mediante el aprovechamiento de datos sobre procesos y calidad

El desarrollo de fármacos es un proceso que requiere mucho tiempo e inversión y que puede ser incluso más difícil si las funciones de desarrollo de procesos, fabricación y control de calidad no están interrelacionadas. Si no se aprende de las experiencias anteriores, estas áreas pueden sufrir interrupciones operativas que incrementan los costes de fabricación. Así, una gestión poco efectiva de las acciones normativas y el cambio de las expectativas añaden trámites que suponen una mayor inversión de tiempo y dinero. Además, una transferencia tecnológica deficiente del laboratorio a las fases de operaciones internas y externas, puede conllevar riesgos para la marca.

Made to Cure for BioPharma es el único proceso completo del sector que puede validarse, que permite agregar, contextualizar y analizar datos de calidad y procesos, lo cual reduce el tiempo de comercialización y la variabilidad en la fabricación. Al unificar los datos de calidad y procesos de diversos sistemas electrónicos y de documentación, las organizaciones pueden identificar, conocer, supervisar y mejorar rápidamente los procesos y la variabilidad de los productos. Los datos se pueden compartir y volver a utilizar en operaciones internas o externas de todo el mundo; de este modo, se amplía el alcance de la información y los conocimientos, y se mejora el proceso de toma de decisiones.

Made to Cure for BioPharma integra procesos operativos de control de calidad, fabricación y desarrollo de procesos externos e internos. Además permite aumentar la tasa de éxito al primer intento de las iniciativas. Ofrece unos cimientos sólidos para realizar operaciones comercialmente sostenibles que aportan valor empresarial con datos de calidad y procesos; reduce al mínimo el riesgo y el coste de los trámites, las actualizaciones y las declaraciones normativas y de calidad; y rentabiliza al máximo la inversión realizada en conocimientos sobre procesos.

Principales funcionalidades y ventajas:

  • Creación de un entorno de producción comercial robusto y sostenible mediante la implementación de parámetros de procesos esenciales
  • Supervisión del rendimiento de procesos de producción esenciales para una toma de decisiones basada en datos
  • Identificación y corrección de las causas de la variabilidad en entornos validados
  • Fomento de la colaboración entre los procesos de control de calidad de la empresa y de fabricación global para mejorar la eficiencia mediante la reutilización de conocimientos sobre procesos