Reinvertir de la 2D a la 3D

BIM (modelización de los datos de construcción) es un proceso que consiste en generar y gestionar la información relativa a la construcción durante su ciclo de vida. Por lo general, emplea programas 3D, en tiempo real y modelización dinámica, para aumentar la productividad del diseño y realización. BIM abarca factores como geometría, relaciones espaciales, análisis de luz, información geográfica, cantidades y propiedades de las pieza y  refleja la integralidad del ciclo de vida de la construcción, incluyendo los procesos de construcción y explotación de las instalaciones.

Este enfoque ideal contrasta de modo flagrante con lo que sucede en la mayoría de las compañías. Si bien más del 50% del sector ya ha llevado a cabo proyectos BIM o utilizado un software BIM, menos del  20% de los profesionales dominan este tipo de herramientas y sólo una minoría de los proyectos integran sus datos BIM con los partners de la cadena de suministro. La realidad es que la mayor parte de las empresas se limita a dos cambios en sus procesos: los documentos 2D se extraen de un modelo 3D y los consultores coordinan los modelos de ingeniería con el modelo de diseño del arquitecto.

Marcas soporte: