Serie de entrevistas con líderes a nivel global

Conversación con Bob Stevens, presidente ejecutivo, Lockheed Martin

Como el contratista más grande del sector aeroespacial y de defensa a nivel mundial y creador de los afamados programas Skunk Works, Lockheed Martin ha sido responsable de muchas de las plataformas futuristas más innovadoras jamás vistas en el mundo, empezando por la SR-71. En la larga evolución de la compañía, sin embargo, la empresa también ha experimentado dificultades lo suficientemente graves como para poner en riesgo su viabilidad. A finales de los años 90, tras realizar varias fusiones en un breve periodo de tiempo, la empresa parecía haber perdido el enfoque y en algunos círculos se consideraba que sus grandes dimensiones dificultaban su gestión. Fue entonces cuando Bob Stevens pasó a ser director financiero, dando lugar a uno de los cambios de tendencia más espectaculares de la época posterior a la Guerra fría.

Entre 2004 y 2013, Stevens fue presidente y director ejecutivo y actualmente ocupa el cargo de presidente ejecutivo. En la siguiente entrevista con el anterior redactor jefe de Aviation Week & Space Technology, Tony Velocci (segunda de la serie de liderazgo de Dassault Systèmes), Stevens comparte sus percepciones sobre la experiencia del cliente, el reto de equilibrar los objetivos a corto y largo plazo y el concepto de liderazgo.

Extracto

Los clientes del sector aeroespacial se han vuelto más exigentes en los últimos años. ¿Cómo está Lockheed Martin intentando responder a estas nuevas expectativas?

Las demandas y expectativas de nuestros clientes pueden cambiar rápidamente y, de hecho, lo hacen. No hace mucho tiempo, nuestros clientes del gobierno demandaban tecnologías transformacionales, tecnologías que se saltaran una generación. Para alcanzar ese objetivo, nuestro sector fundamentalmente se reequipó, asignando más recursos a I+D, promoviendo conceptos más atrevidos, asumiendo más riesgo y tratando de llegar aún más lejos. Ahora se nos pide que seamos mucho más conservadores, que abandonemos la exploración con vistas al futuro y que nos centremos en tecnología que sea lo “suficientemente buena” para reducir costes y centrarnos en la asequibilidad. Para el sector, se trata de un cambio drástico que requiere una cantidad de tiempo y atención considerable. Es mucho más fácil para el gobierno declarar un cambio en la política que para las compañías implantar ese cambio. Creo que Lockheed Martin ha sido líder en el sector a la hora de llevar la iniciativa en esta nueva trayectoria.

¿Cuál es para usted la experiencia de cliente óptima?

Cuando un cliente lleva a cabo su misión de forma satisfactoria. Es muy difícil conseguir que un cliente determinado esté completamente satisfecho en un momento determinado. Sin embargo, podemos ofrecerle las capacidades que necesitan para cumplir su misión, al escucharles y conocer cuáles son sus retos y comprender cómo podemos asignar recursos y aplicar nuestra experiencia y energía para contribuir a su éxito. Si nuestros clientes alcanzan el éxito, nosotros también.

¿Cuál es la definición de liderazgo?

Liderazgo es la capacidad de preparar a una organización para el cambio y guiarla a través de la incertidumbre. Los líderes comprenden la esencia de la empresa, en lo que esta cree y por qué. Evalúan el mundo en el que vivimos y qué ejemplo merece la pena seguir en el futuro. Posteriormente, presentan su perspectiva, se proveen de recursos, preparan a la plantilla, establecen los estándares, invierten en tecnologías y personal, e inspiran y motivan a otros para que la empresa prospere y contribuya a un conjunto de objetivos muy bien definido en el futuro. Los líderes de Lockheed Martin han sido capaces de hacer esto perfectamente, al habernos embarcado totalmente en el proceso de desarrollo de liderazgo. No podría estar más orgulloso de formar parte de este equipo de personas extraordinarias.

 

[...]

Si existe una idea que nos permita mejorar la calidad y reducir los costes para nuestros clientes, crear un entorno de trabajo más seguro para nuestros empleados y elaborar un mejor producto, la incorporaremos venga de donde venga.

Bob Stevens Presidente ejecutivo, Lockheed Martin